~Hayate School~

[ROL SHONEN AI-YAOI // INTERNADO PARA VARONES]

 photo anunciofinal3_zpsf87b19c5.jpg

¡Atención, Usuario!

Tienes hasta el 18/09/13 para unirte al nuevo foro
o perderás Oficialmente el físico de tú personaje
~CENSO CERRADO~

EL STAFF

Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket

Los posteadores más activos de la semana

Los posteadores más activos del mes

Últimos temas

» Please do it , come on to beach.
Mar Ago 27, 2013 7:24 am por Devitto Noah

» Reglas del foro, Del rol y Del chat-box
Lun Ago 26, 2013 7:02 pm por Humphie Humbert

» Let's just play a game!!!!
Lun Ago 26, 2013 12:06 am por Keiichi Shimizu

» Asensia temporal
Dom Ago 25, 2013 10:32 am por Daraniel

» tinin quiere rol~
Sáb Ago 24, 2013 1:54 pm por Vicious

» El vampirin busca rol <3
Vie Ago 23, 2013 11:07 pm por Marshall Lee

» Kylher
Vie Ago 23, 2013 9:57 pm por Loki Laufeyson

» Registro de personajes ocupados
Vie Ago 23, 2013 9:55 am por Drake Desmond

» Ayumu hoshino
Jue Ago 22, 2013 11:06 pm por Adrik Kuznetsov

»  Drake Desmond M.
Jue Ago 22, 2013 8:14 pm por Shima Hamada

Época del año

¿Quién está en línea?

En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 85 el Miér Jul 12, 2017 1:19 am.


    Ficha de Alex

    Comparte
    avatar
    Alexander Cross
    Hayate Fan
    Hayate Fan

    Ocupación : Alumno y Cazador de medio tiempo
    Mensajes : 449

    Ficha de Alex

    Mensaje por Alexander Cross el Sáb Ene 21, 2012 4:48 pm


    Nombre:
    Alexander Cross

    Raza:
    Mago

    Edad:
    16 años

    Año al que pertenece:
    2do año

    Materia que imparte:
    *********

    Cargo a ejercer:
    *********

    Relacionado con:
    *********

    Descripción física:
    Alex es un chico bastante sobresaliente en apariencia, incluso antes de conocerlo es imposible no notarlo. Lo más llamativo en él, son sin duda sus rebeldes cabellos rosados, tan sobresalientes que es imposible no verlos, habiendo crecido hasta casi tocar su clavícula y espejándose de una forma un tanto graciosa que a veces da la ilusión de unas orejas. Además, su rostro está adornado con unos hermosos y brillantes ojos color azul, semejantes a dos zafiros, que al estar cazando o haciendo uso de magia particularmente sobresaliente cambian momentáneamente y se pintan de un fuerte, feroz y brillante color rojo. Todo esto siendo aún más llamativo gracia al tono tan claro de piel que permite que todo sobresalga en mayor medida.

    No es muy alto pero tampoco es pequeño, su estatura es perfecta para alguien de su edad y su cuerpo debido a los entrenamientos sufridos desde muy joven, está bien ejercitado por lo que a pesar de ser delgado se puede apreciar una buena complexión física. Con unos hombros rectos, unos brazos largos, unas manos suaves con los dedos delgados y alargados de un pianista, y una buena postura que nunca se encorva o se muestra floja puede llegar a parecer frágil de vez en cuando pero es todo lo contrario.

    En medio de los omoplatos, de apenas un tono más alto que el de su piel, una marca sobresale en su espalda, tan clara como si se hubiese tomado un pincel y alguien comenzara a trazar líneas curvas y rectas de diferentes grosores hasta crear una figura demasiado perfecta para ser una marca de nacimiento. No lo es, claro está. Es la runa que actúa como un sello de su poder, un sello de algo que debería seguir dentro.

    Es raro que ocurra pero cuando Alex pierde el control o hace uso de una magia particularmente fuerte, esta comienza a brillar, siendo casi imposible de notar bajo las ropas, pero causando un dolor fuerte y penetrante que vuelve la magia a su lugar.


    Imagen:
    Spoiler:


    Uke suke o Seme?:
    Uke

    Personalidad:
    Más que nada es una persona que odia aburrirse, no soporta la idea de estar sin hacer nada, meditando y permitiendo que su mente comience a llenarse pensamientos sin sentido o recuerdos de algo que desea olvidar, por ello, llega a hacer cosas sumamente arriesgadas que pueden hacerlo parecer como una persona suicida y masoquista. Pero incluso si se mete en cosas arriesgadas que puedan atentar con su vida, no es como si deseara morir, solo que tiene una especie de adicción a las cosas extremas y causantes de adrenalina, sumándole el hecho de que sabe perfectamente que para que algo lo mate es realmente difícil.

    Es bastante sensato en cuanto a asuntos serios se refiere, claro únicamente asuntos serios para él. Da la impresión de no tomar las cosas en serio y las ve como una broma o un juego pero es solo porque para él eso es la vida, nada más y nada menos que “un conjunto de juegos”. De alguna forma, dentro de su cabeza sigue siendo un niño, a lo largo de su vida han ocurrido cosas y el mundo que el observa es diferente al que ven los demás. Todas y cada una de las cosas que hace son con la intención de divertirse a sí mismo, cada relación, cada interacción, cada cosa que ocurre la encierra en la categoría de un juego y no permite que muchos se acerquen a su realidad. Por lo que suele enojarse y mostrarse realmente frio y molesto cuando alguien intenta meterse con él, en su trabajo, en su vida, en su forma de ser y sobre todo en su pasado.

    Suele ser muy ocurrente, su mente continuamente busca algo que hacer y a veces la cosa más estúpida y sin sentido puede darle la idea más alocada, peligrosa y extraña. Es de ese tipo de personas que hacen lo que quieren cuando quieren, sin importarles que puedan involucrar y afectar a los demás, a veces es bastante egoísta y aunque suele enojarse cuando no se le da lo que quiere, por lo general no es más que una broma que no dura mucho porque realmente nunca ha pensado que alguien deba darle algo o tenga que cuidar de él. Suele decirse a sí mismo que si no se esfuerza por hacerse feliz nadie más lo hará.

    No le es fácil confiar en las personas y no es sencillo hacer que se habrá realmente a alguien, sin embargo eso no impide que se lleve bien con todos e intenta ir conociendo a cada persona poco a poco, después de todo no necesita confiar en ellos para jugar. Suele ser bastante sincero con lo que piensa y opina ante cualquier cosa, después de todo su política es “no complicarse la vida y decir todo directamente” por lo que si alguien le agrada o no lo dirá, si alguien le parece acosador o aburrido igual lo dirá, si no tiene ganas de hablar con alguien lo dirá, etc. Cuando se le hacen preguntas le es imposible mentir por lo que sí no quiere contestarlas, eso dirá y se ira, sin esforzarse si quiera en inventar una excusa o algo más. Muchas veces debido a lo extrema y directa que es su sinceridad llega a parecer grosero y le ha causado muchos problemas en el pasado, pero no lo hace con malas intenciones, solo cree que nadie merece que le mientan.

    Debido a la educación que recibió cuando niño, ha aprendido a mostrar seriedad solo cuando se trata de cumplir su deber, es decir, cuando se trata de realizar el trabajo al que se dedica toda su familia “cazar”. En esos momentos, adquiere una mirada sádica y casi de diversión, como si estuviese a punto de practicar un juego de corre y atrapa, pero en cuanto tiene a la víctima en frente se pone serio y no muestra piedad alguna, apegándose por completo a las órdenes que se le den. Se odia a si mismo por ello y eso le confunde porque a pesar de saber que le divierte no puede evitar enojarse por dejarse controlar de esa manera y hacer al final todo lo que ellos le digan.

    Si se tuviese que dar un resumen de todo, se diría únicamente que es una persona muy complicada.


    Lo que le gusta:
    • El helado.- Más que nada ama ese postre con su sabor dulce y frio a la vez, que se deshace en su paladar dándole una cantidad de sensaciones deliciosas.

    • Comer dulces.- Le encanta su sabor alegre y delicioso de los postres y caramelos en general, además las cosas dulces son algo que antes no se le permitía comer con facilidad.

    • Personas sinceras.- Realmente aprecia cuando alguien le dice directamente algo sin importar que pueda ser algo que le moleste o llegue a herirle.

    • Que jueguen con el.- Muchas de sus ocurrencias no puede realizarlas el solo por lo que necesita a alguien más para que le ayude a cumplirlas.

    • La música.- Es algo que le fue enseñado cuando era joven, entre sus muchas tutorías y sin duda llego a ser una de sus favoritas. Aunque el único instrumento que sabe tocar es el piano.

    • El frio.- Adora la sensación de sus músculos entumidos porque lo obligan a desear moverse y ponerse a hacer algo. La sensación del frio acariciando su cuerpo y poniendo su piel de gallina y erizándole, le encanta.

    • Actividades arriesgadas.- Las actividades que conllevan un riesgo le gustan, poner su vida al tope y ser capaz de conservarla, le causa tanta adrenalina que le divierte.

    • Armas.- Los cuchillos, las ballestas, el arco, las dagas, etc. Más que nada las armas blancas y de largo alcance que no requieran el uso de pólvora.

    • Animales.- Los considera criaturas sinceras e inocentes y le gusta jugar con ellas así como observarlas. Le parecen sin duda más sinceras que las personas.

    • La Lluvia.- No hay nada mejor que la sensación de las gotas deslizándose por su cuerpo, como frías caricias que le hacen despertar.

    Lo que no le gusta:
    • Mentiras.- Las detesta, las aborrece y es una de las pocas cosas que realmente pueden hacerlo enojar..

    • El calor.- Detesta la sensación sofocante de un día caluroso, le hace sentirse flojo y sin fuerzas. A veces el simple sol, le molesta.

    • Gente aburrida.- Aquellos que no reaccionan o que no quieren hacer nada, que solo se quedan con una expresión seria y se niegan a participar o relacionarse con el resto.

    • Que le ignoren.- No es como si sintiera que deban prestarle atención pero más que nada se refiere a que odia que cuando estén hablándole o diciéndole algo y de repente le abandonen sin explicación.

    • Que le traten como un niño.- Es decir, que le hagan sentir como si no comprendiera o como si no supiera algo. No soporta ser menospreciado.

    • Hospitales – Nunca aceptara ir a la enfermería y mucho menos a un hospital, los odia más que nada en el mundo y tampoco soportara estar frente a un médico.

    • El color blanco.- Aunque suene estúpido por causas del pasado realmente no puede soportarlo, cada vez que lo ve recuerda cosas que desea olvidar más que nada. Tal vez en pequeñas dosis, como en el cabello de alguien, en sus ropas o en pequeñas figuras apenas pueda verlo, ignorarlo y no decir nada soportándolo un poco, pero por lo general siempre lo estará evitando. Nada en la ropa que use tendrá blanco, nada en su habitación será de ese color y nada a lo que se acerque será así. Realmente no lo soporta y puede llegar a aterrarse según como se le presente.

    • Que intenten obligarle a hacer algo.- No soporta que alguien intente hacerle perder su capacidad de opinar o decidir sobre algo. Si no quiere hacer algo, no lo hará!.



    Habilidades:
    Él uso de la magia siempre ha estado implícito en su vida. Desde su juventud fue instruido en los principios y uso de todo tipo de magia, en su familia era un requisito que al menos conociera lo básico de cada rama y tratándose de él, su educación fue un poco más estricta. Más que nada, su poder se basa en un principio básico en el que puede hacer la modificación y alteración de algo siempre que sepa cómo es que funciona, aunque claramente existen limitaciones.

    Posee algo de magia demoníaca, algunos de sus ancestros eran demonios poderosos y de ahí deriva la magia de su familia pero además al tener sellado en su interior las almas de estos seres inmortales, su magia resulta dañina y por ello evita usarla a menos que sea para un fin que lo valga o algo estúpido y sin importancia como un juego.

    • Es capaz de aparecer objetos inanimados, pero contrario a lo que la mayoría cree, no llegan de la nada, todo viene de algún lugar y solo puede materializar cosas que ya existen y él sabe o tiene la impresión de donde están.

    • Es bastante atlético e hiperactivos, posee una velocidad y agilidad extraordinarias pero al igual que la mayoría de sus habilidades no hace uso de ella a menos que este por cumplir un trabajo.

    • Es un cazador, por nacimiento y por educación, lo es en todo el sentido de la palabra. Es capaz de ser silencioso en su caminar, perderse entre las sombras de la noche, tomar un arma sin hacer ruido, manejarla en sus manos como si fuera un juguete y cortar el aire al mismo tiempo que a algo más.

    • Su cuerpo se cura a sí mismo, siempre es un proceso lento y tardado pero por si solo su cuerpo comienza la regeneración y sustitución de células cuando resulta herido.


    Debilidades:
    • La fuerza no es lo suyo, es sumamente débil, cuando se trata de levantar y cargar cosas no resulta ser de ayuda para nadie sino todo lo contrario. En ese aspecto tiende a ser dependiente de otros. Le cuesta zafarse de los agarres, le es difícil empujar a alguien, tal vez sea rápido y ágil pero muchas veces su debilidad en cuestión de músculos es una desventaja.

    • El uso excesivo o fuerte de la magia lo deja agotado. Mientras su cuerpo se cura por sí solo, no se puede decir que ocurra lo mismo con su cansancio mental. Las heridas podrán desaparecer pero continúa sintiendo el dolor durante un largo tiempo.

    • Las armas celestiales son dañinas para su persona. Lo que resulta curioso dado que el las usa para cumplir con su trabajo, así que se ve obligado a soportar su tacto caliente y las quemaduras que le causan en las palmas, siendo cada vez más graves entre más tiempo las sostiene.

    • Es incapaz de concentrarse en algo durante mucho tiempo, al hacer cualquier cosa se distrae de inmediato, si algo no le interesa no pondrá atención e incluso cuando le resulta de interés, su mayor problema es perder la concentración en el momento más importante.


    Debilidades son lo que más tiene Alex pero es necesario conocerlo, ver sus reacciones, su forma de ser y de más, para descubrir el resto.


    Historia general del personaje:
    El mundo siempre estuvo lleno de peligros, los humanos se mataban, robaban, traicionaban, engañaban y usaban entre ellos, el orden era imposible de esta forma y además de todo eso, no solo existían los humanos. Había más seres, gente especial, criaturas sobresalientes con capacidades aún mayores. Eso les hacía peligrosos. Algunos de estos seres tenían manías extrañas, dañinas, aterradoras. Hábitos que atentan en mayor medida a las personas. Ellos a veces resultaban ser peligrosos. Por ellos había reglas y el mundo donde nació giraba alrededor de ellas, aunque el resto las ignorara.

    Cuando nació se dijo que era un día de celebración para la familia Cross, los cazadores tendrían a un futuro líder, el temor de que el actual muriera sin dejar a algún sucesor desapareció y a su modo todo fueron felices al recibir la noticia. El mundo donde se crio era diferente al que habría tenido cualquier otro niño.

    Su familia era especial, diferente a las demás. Si, él tenía una madre, un padre e incluso tíos, los abuelos no existían, la mayoría ya habían muerto, nadie vivía hasta la vejes a no ser que fuera realmente bueno en su trabajo o se dedicara a una actividad ajena a la labor familiar. Pero a pesar de llamarse una familia no todos lo era propiamente de sangre. Más que familia, era una organización, existían niveles, categorías y tareas que cada uno desempeñaba en función a sus habilidades. Los mejores, tenían el “honor” de ser cazadores y su única obligación era la de poner orden, hacer que aquellos que no cumplieran las reglas tuvieran una sentencia y un castigo adecuado.

    Las manos manchadas de sangre eran algo natural, aquel que no hubiese matado a alguien antes no pertenecía al lugar. Pero contrario a lo que el resto pensaba ellos no eran precisamente el mal, su trabajo era simple…hacer justicia. Evitar que hubiera un descontrol y aquellos que se aprovecharan tuvieran castigo o al menos ese se supone que era el objetivo inicial. Las generaciones siempre se corrompían un poco, de alguna forma no se ensuciaban del todo pero una mancha seguía creciendo continuamente.

    Él se crio en medio de ese lugar y como todo lo esperaban tenía un talento nato para la labor, se le educo de diferentes áreas tanto familiares como externas. Se sintió ajeno pero no infeliz, el ver sangre nunca fue extraño para él y armas mucho menos, llegaron ser sus juguetes favoritos, creció en ese ambiente como lo más normal y aunque en momentos se sentía extraño, eso fue reparado con un regalo, un pequeño animal, una bola de pelos que aunque en un principio fue su peor enemigo se volvió su mascota y más que eso su familia, un hermoso lobo gris que se volvió su compañero de travesuras y su diversión en medio de tanta gente monótona. Sin embargo ese animal era especial, no podía estar largos periodos de tiempo con él y llegado un momento tenía que marcharse para volver mucho después. Eso no hizo la diferencia y su relación se volvió más fuerte, siendo este pequeño lobo su continuo apoyo para las cosas que vinieron después.

    Conforme avanzaba el tiempo, cuando el comenzó a mostrar su habilidad en el uso de la magia, cuando un destello rojo se hizo presente en sus ojos, ellos lo descubrieron, que Alex era diferente al resto…el, era especial.

    Su educación cambio drásticamente, toda lección que no tuviese que ver con el arte de matar se modificó e intento excluirse, se le preparo para aceptar el cargo que tendría alguna vez y el nunca protesto. La vedad, era divertido, el rostro aterrado de las personas, la adrenalina de ir tras ellas y la captura para traerlas de regreso. Era un juego de atrapadas que sin duda disfrutaba.

    Pero no todo fue tan simple, con el tiempo tuvo que cumplir el resto del trabajo, usar sus propias manos para cumplir con el deber y acabar con la vida de su presa. De alguna forma, la emoción fue aún mayor, no solo la atrapaba, ahora también se encargaba de que no volviera a huir. El mundo teñido de sangre que había al frente, del que se había sentido ajeno hasta ese momento, le tomo como su huésped y le leyó sus reglas una a una. Cumpliría cada misión que le fuera dada, no sentiría compasión por ninguna presa, sin importar la opinión propia se ejecutaría sentencia, no debían hacerse distinciones entre el bien y el mal, solo existía lo que marcaba la ley y lo que no, aquellos que negaran las reglas sufrirían el mismo castigo que aquellos que las rompían.

    He incluso aprendiendo las reglas y llevándolas a cabo, ellos le tomaron, le encerraron en ese lugar y en solo una noche distorsionaron su mundo que desde un principio fue irreal, en esa sala de velas, en medio de siete figuras blancas con una urna dorada frente a sus ojos, descubrió el verdadero miedo, sintió como algo era forzado a entrar en su cuerpo y pronto dejo de sentirse como el mismo. Los días que siguieron tampoco fueron mejores. Encerrado tras esas paredes blancas sin sonido, siendo llevado por esos médicos de un lado a otro, sintiendo como le desgarraban y le trataban como una muñeca. Siendo roto, literalmente. Y únicamente escuchando esa voz tan fría, seria y penetrante, sin ningún rastro de culpa y con autoridad, ordenando una y otra vez lo que debían hacerle, siendo tan familiar en medio de ese infierno…porque era la voz de su padre.

    Después de salir, sus miedos siguieron latentes dentro de su cabeza. Durante los primeros meses, cada que dormía se repetían una y otra y otra vez los mismo sucesos que había ocurrido ese día, cada mañana despertaba gritando, sus ojos se volvían rojos y su cuerpo temblaba hasta que simplemente se quedaba sin fuerzas. Pero en algún momento llego a un punto en que no hubo nada más que completa oscuridad en su mente mientras dormía. Poco a poco en sueños y en la realidad comenzó a sentirse más seguro en medio de la noche.

    Hubo algo nuevo, algo extraño que le inundo, repentinamente su cuerpo era pesado y aun así se sentía lo suficientemente fuerte para levantarlo. Eso no evito que se sintiera descontrolado, algo permanecía latente dentro, mientras algunas de sus cualidades mejoraban, mientras su magia se volvía más fuerte, su control se volvía más débil y decadente. Los ojos rojos de los que tanto rumoreaba la gente ahora eran suyos y una extraña marca en su espalda permanecía como recordatorio de que alguien se los había dado.

    Aun siendo un niño, sonreía con diversión, llevaba a cabo el juego con rapidez y elegancia, y al tiempo que atravesaba con la mirada a su presa, lo mismo ocurría con el arma en sus manos. Eso fue bueno, o al menos así lo vio la mayoría, un arma asombrosa que mejoraría su trabajo. Fueron torpes e ignorantes y se dieron cuenta demasiado tarde. Su opinión cambio al poco tiempo, alguien se preguntó ¿Qué ocurría si el usaba ese poder contra ellos? No tardaron en averígualo, en un ataque de pánico, Alex se los mostro. Todos se alejaron, lo que fue causa de gozo se volvió su principal temor. Porque supieron que ellos eran las causas de su trauma, que ninguno era inocente y en cuanto el planeara vengarse probablemente dejarían de ser los cazadores para volverse las presas. El rumor se extendió, aquellos que no tenían porque, también comenzaron a sentir miedo. Ninguno quiso arriesgarse a hacerle enojar, retrocedieron con temor y repulsión, como si el problema fuera él y no ellos.

    Por suerte en un principio la tuvo a ella, una mujer de cabellos rubios algo rosáceos, cálidas manos y piel de porcelana, frágil pero de carácter decidido. Su madre fue su principal apoyo en esos momentos, ella que a diferencia del resto no temió en acercarse y rodear con los brazos a su nuevo yo, ella que le contaba historias y acariciaba sus cabellos mientras apoyaba la cabeza en su regazo, ella que parecía ser la única que no le dejaría solo. O al menos así fue al comienzo. Ella descubrió la razón que lo hacía tan aterrado para el resto de la familia, ella que se la había pasado repitiéndose una y otra vez que no tenía por qué temer de su hijo, descubrió que si había un porque, aunque lo intento no pudo evitar temblar en su presencia y aunque continuo a su lado nunca más volvió a tocarle ni permitió que él le tocara. Tal vez no fue voluntario pero al igual que los demás, ella le abandono. Sus conversaciones se volvieron formales, la distancia entre ellos nunca fue menor de un metro, los cuentos antes de dormir acabaron y una sonrisa falsa adorno su rostro.

    Se odio a si mismo más que a los demás, el yo que a ella le desagradaba y el yo por el que todos le despreciaban, esa sensación repentina de que no se conocía a sí mismo y de que ese cuerpo ya no era suyo. En medio de un ataque de pánico tomaba cualquier cosa que pudiera y la clava en sí mismo, veía la sangre roja correr por su cuerpo y la sensación de su piel ardiendo le volvía a la realidad. Porque si ese cuerpo no fuera suyo no tendría por qué dolerle. Día a día busco una juegos nuevos que le provocaran alguna emoción, , la adrenalina en su cuerpo le ayudaba a escapar de la realidad impidiendo que su mente estuviese libre para divagar sobre aquello que quería olvidar y dándose la diversión a si mismo que nadie más le iba a dar.

    Lo único que quiso fue seguir jugando y olvidar todo lo demás.

    Cada vez que se sentía repentinamente vacío, cada vez que la aburrición se hacía presente, cada que algo amenazaba con regresarle el pánico que alguna vez sintió. Huía y buscaba un nuevo juego. Ella contribuyo de alguna forma, su madre siempre estuvo empeñada en que aprendiera algo más que el oficio familiar y si hubo algo útil que le dejo, fue eso. Siendo un niño distraído que se aburría con facilidad fue un continuo dolor de cabeza para todos sus maestros, haciendo travesuras, escapando antes de clases y ocultándose en un peligroso bosque, sin que ninguno le reprendiera por temor a su reacción. Si seguían con él era pura obligación.

    Solo una persona en especial, un pianista, un chico apenas mayor que él, un joven serio que le enseño durante un largo tiempo, se comportó diferente. Era su cuarto profesor de piano, a pesar de disfrutar esa materia, los anteriores tampoco se libraron de sus continuos juegos, tampoco se libraron del terror de hacerlo enfadar, nunca les hizo nada pero el temor de lo que les contaban los hizo débiles a su presencia. Pero él era diferente a los demás, no parecía interesado en agradar a nadie, no le despreciaba ni temía reprenderle, ignoraba cualquier rumor pero no olvidaba que había algo de verdad en ellos. A diferencia del resto cuando Alex huía, a pesar de perseguirle nunca hizo un verdadero esfuerzo por encontrarle y al día siguiente volvía con la confianza de impartir una clase. Nunca se molestó en forzarle a aprender y encontró una solución a sus continuas distracciones. Tomo al niño abandonado y carente de cariño y le mostro una nueva forma de diversión, un juego de adultos que le mantuvo dentro de la casa e impidió que el huyera durante sus lecciones. Un juego que de forma inocente le fue planteado y contrario a lo que se habría pensado, el juego resulto del agradado del menor. Cada vez que la aburrición llegaba en medio de las clases, el niño de cabellos rosados se acercaba a su tutor, le tomaba de la mano, entrelazaba sus dedos y le pedía con voz inocente que jugara con él. Porque eso no era más que un juego. Uno más para agregar a su repertorio, una distracción más que le impidiera pensar y una forma de ser tocado nuevamente.

    Por desgracia, nada es para siempre y lo que comienza tiene que terminar, una distancia se formó, sin tiempo para más lecciones o juegos, lenta y gradual sin que ninguno se diera cuenta y cuando por fin se percataron, tal vez, ya era demasiado tarde. En medio de su aburrición, busco nuevos compañeros de juego pero puso una regla especial “solo una vez por persona” de esa forma no se arriesgaría a formar un lazo con nadie más, no habría riesgo de que le volvieran a abandonar, sería un juego útil para cuando se sintiera solo, carente del cariño de alguien más y necesitado de las caricias de otros.

    Además aun le quedaban muchos más juegos que practicar.

    En ningún momento abandono el oficio familia, con el pasar de los años su habilidad fue aumentando, cumpliendo misión tras misión, aceptándolas gustoso y usándolas como la única excusa para alejarse más de lo que nunca podría de ese lugar que se suponía que era su hogar. Tantas veces había intentado huir. En un principio solo para jugar con niños de ciudades cercanas que no tuvieran porque temerle, después por la diversión de escapar y tener a muchos tras él como en un juego improvisado de escondidas, otras ocasiones por la curiosidad de lo que había más allá del mundo que veía cuando salía en alguna misión, y por último, con la esperanza de poder escapar y no tener que regresar a ese lugar donde ya no le quedaba nada.

    Lo escucho mientras daba un paseo por las calles y dejaba que el resto se encargara de limpiar su trabajo, una escuela extraña cerca de ese lugar, un instituto para gente especial, lleno de criaturas diferentes y un misterio para los que solo podían observarlo desde afuera. No le basto saber más para al regresar ir corriendo con esas personas que fueron las primera en abandonarle, se armó de valor y se plantó frente a ellas pidiéndoles que le dejaran entrar a ese instituto, a Hayate. Él no tardo en negarse y ella pareció confundida. Intento hacerles ver que era lo mejor, que podría obtener más experiencia que en ningún otro lugar, que aunque se iría seguiría aprendiendo. Su madre no tardo en unirse a sus suplicas. Cada uno encontró una razón por la que debería ir. Él decidió que la experiencia en ese lugar seria invaluable y la educación podría servirle de algo a su desobediente hijo. Ella decidió que tenerlo lejos era mejor, que podía encontrar una forma más humana de vivir en ese lugar.

    Y Alex, el solo quería huir y buscar un nuevo cuarto de juegos.

    De alguna forma, todos salían ganando.


    Anime/Manga/Juego/Novela de donde procede el personaje:
    Vocaloid

    Nombre real del personaje:
    Megurine Luki

    Preguntas y respuestas:
    • ¿Qué día es hoy? – Hmm…ah –mira el calendario- ¡Martes!

    • ¿Por qué quisieras volar? – Porque sería genial, me gustan las alturas~

    • ¿Por qué el cielo es azul? – Porque quiere ¿algún problema?

    • ¿Qué dirías si digo que soy tu padre? – Créeme…No quieres saberlo ¬¬

    • ¿Cómo trollearías a alguien? – Tengo 999 secretas formas de irritar a alguien~



    Última edición por Alexander Cross el Mar Mar 26, 2013 7:18 pm, editado 1 vez
    avatar
    Invitado
    Invitado

    Re: Ficha de Alex

    Mensaje por Invitado el Sáb Ene 21, 2012 9:18 pm

    Ficha cerrada divierte en el foro y recuerda cumplir con las reglas

    -Editado: 27/03/13-


      Fecha y hora actual: Lun Sep 25, 2017 1:51 pm