~Hayate School~

[ROL SHONEN AI-YAOI // INTERNADO PARA VARONES]

 photo anunciofinal3_zpsf87b19c5.jpg

¡Atención, Usuario!

Tienes hasta el 18/09/13 para unirte al nuevo foro
o perderás Oficialmente el físico de tú personaje
~CENSO CERRADO~

EL STAFF

Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket

Los posteadores más activos de la semana

Los posteadores más activos del mes

Últimos temas

» Please do it , come on to beach.
Mar Ago 27, 2013 7:24 am por Devitto Noah

» Reglas del foro, Del rol y Del chat-box
Lun Ago 26, 2013 7:02 pm por Humphie Humbert

» Let's just play a game!!!!
Lun Ago 26, 2013 12:06 am por Keiichi Shimizu

» Asensia temporal
Dom Ago 25, 2013 10:32 am por Daraniel

» tinin quiere rol~
Sáb Ago 24, 2013 1:54 pm por Vicious

» El vampirin busca rol <3
Vie Ago 23, 2013 11:07 pm por Marshall Lee

» Kylher
Vie Ago 23, 2013 9:57 pm por Loki Laufeyson

» Registro de personajes ocupados
Vie Ago 23, 2013 9:55 am por Drake Desmond

» Ayumu hoshino
Jue Ago 22, 2013 11:06 pm por Adrik Kuznetsov

»  Drake Desmond M.
Jue Ago 22, 2013 8:14 pm por Shima Hamada

Época del año

¿Quién está en línea?

En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 85 el Miér Jul 12, 2017 1:19 am.


    Yuma Seto

    Comparte
    avatar
    Yuma Seto
    Hayate member
    Hayate member

    Ocupación : Alumno, cantante y secreto.
    Mensajes : 31

    Yuma Seto

    Mensaje por Yuma Seto el Dom Feb 10, 2013 12:37 am

    †† Nombre: Yuma Seto

    ♦♦ Raza: Hibrido de Híbridos…En pocas palabras viene de cuatro razas Demonio-Vampiro-Ángel-Felino

    †† Edad: Aparentemente 18 años. La real es un completo misterio, pero podríamos decir que es una reliquia.

    ♦♦ Año al que pertenece: Tercero

    †† Relacionado con:........

    ♦♦ Descripción física: Tiene un físico bastante normal, al menos ante sus ojos, su color de cabello en un principio era de un castaño claro a la luz, pero lejos de la luz es de un tono oscuro, cabello corto, un poco por su cuello de atrás, mientras que los mechones del frente es un poco más largo, pasando sus mejillas, cubriendo siempre su ojo derecho con una gran porción de cabello, cuando no quiere ocultar su ojo suele colocarse algún brocho o algo para dejar su cabello peinado. Ojos de un tono avellana, sus pupila es inicialmente como la de una persona normal, más de cerca uno puede apreciar que es ligeramente rasgada, de tal forma que la forma circular de la pupila normal no lo es, si no que es más parecida a la de un felino, con luz se ven mucho más claros brillantes y llamativos sus ojos contrario a las zonas oscuras, donde apenas se puede apreciar el brillo natural de sus orbes. Sin embargo el color de cabello y ojos lo puede cambiar a su voluntad, por lo que durante un tiempo puede llevarlo en su tono natural o al siguiente día llegar con el cabello de color verde y ojos negros, todo depende de lo que quiera, aunque esto propiamente también se aplica a cambios de humor repentinos o levantarse de un humor, cambiando su tonalidad en ambas cosas.

    De piel blanca, fácilmente quedan marcas o más bien moretones en su cuerpo, no hay una sola imperfección en su cuerpo, ni cicatrices ni nada que pudiese marcar por el resto de su existencia su perfecta piel de porcelana, su figura se ve frágil, como si cualquier cosa pudiese quebrarlo con un simple toque, por lo que muchas personas creen que es un debilucho, mas posee músculos, no muy marcados, apenas y son notorios, sin embargo por lo estilizada de su figura lo consideran alguien bastante elegante, aunque realmente no lo sea. Su estatura es de 1.80cm, las uñas de sus manos, las cuales posee unos dedos largos y finos, son puntiagudas, simulando las uñas de un felino, suele alargarlas según lo desee, pero esto solamente lo utiliza cuando quiere trepar a algún árbol. Sus rasgos felinos, como lo son las orejas y la cola, salen a su voluntad [algunas ocasiones ya se levanta con ellas, momentos en las que no puede ocultarlas a su voluntad y debe esperar a que solas desaparezcan] estas desde que nació han sido de color negro, pero cambian de color igual que su cabello y ojos, las orejas son iguales a las de un gato normal, su cola es larga rozando fácilmente sus tobillos, no hay un solo pelo en esta que les dé un aire diferente. Además de sus ojos, para poder notar algún otro rasgo felino, se tendría que acercar uno para poder distinguir los colmillos que posee, largos y afilados los cuales son retractiles dada su naturaleza vampírica, de la cual también saco el color de su piel. Finalmente el rasgo que muy, pero muy raramente se le ven; sus alas, tiene dos pares diferentes [no controla cual de las dos aparecerán o si por el contrario saldrá una de cada una] aquella que representa muy bien a los ángeles, grandes y emplumadas, preciosas para la vista de cualquiera exceptuando que el color de estas no son ni blanco ni negro, si no que son de un tono gris, las otras son más parecidas a las alas de un murciélago, esta por el contrario que las otras, son negras, con finas líneas en rojo.

    †† Imagen:

    Spoiler:




    Mi-chan es el de negro

    ♦♦ ¿Uke, Suke o Seme?: Uke.

    †† Personalidad: Es alguien que en principio se muestra serio y casi inexpresivo, desconfiado de casi todas las personas en el primer momento, mas sin embargo es alguien bastante agradable, amable ya que siempre vela por la seguridad de aquellos que consiguiesen pasar el muro que tiene levantado para no salir dañado por las sensaciones de las demás personas. Siempre es calmado e intenta encontrar un lado positivo a las cosas, mas sin embargo está sumido en un estado de negatividad constante aunque aparente lo contrario. Es directo, dice lo que piensa en el acto y actúa según como sea el carácter de la otra persona, suele ser alguien que siempre se fija en los movimientos de las demás personas y no solo en sus palabras, pues el cuerpo puede mostrar más de lo que dicen, eso mismo se aplica a su persona. No le importa si con su sinceridad y los consejos, que a veces pueden ser crueles, lastima a los demás, prefiere ser franco y directo diciendo la verdad que engañando sin necesidad.

    Cuando nadie le está viendo es una persona bastante infantil y juguetón, ama y adora a Nana-chan y la música, tanto como cantar, siendo en esos momentos que se pueden ver expresiones más vividas en su rostro, sonrisa de completa felicidad y todo ello, mostrando su verdadera naturaleza, ya que la aparente seriedad que posee no es exactamente el por completo, si la posee por el trabajo que ejerce y por su pasado, pero su verdadero carácter es exactamente ese infantil que tanto esconde, por los problemas que eso le acarrea con su abuelo paterno.

    También es bastante rencoroso y no olvida con facilidad, posesivo [con Nana-chan] le fascina vengarse de las personas cuando lo considera necesario, pero le teme en un grado extremista a su abuelo, odia el perfeccionismo, con todas sus fuerzas, pero odia mucho mas su propia existencia aunque eso sea un completo misterio para todos, más que odiar a las demás personas, se odia a si mismo pero no puede hacer mucho con eso. Es fiel a su familia y amigos, leal a todo el que merezca al que le sea leal [a su abuelo paterno más bien le es leal por el terror que le tiene, único de la familia al que aun odia]. Adora a sus hermanos menores, en mucha mayor medida que sus medios hermanos, pese a todo un suceso traumante intenta por todos los medios ser feliz. Desconoce por completo lo que es amar a una persona, lo que es tener una pareja y sobre todo la felicidad que eso acarrea, pero ese tipo de sentimientos le dan pánico y temor, por ende suele huir de ellos tan pronto le sea posible, pues crean una enorme confusión en su persona. Hay dos formas que tiene por levantarse, la primera en modo normal, aquella en donde su carácter amable y demás no se pierde, pero esta también el modo malo, en esos momentos no desea a nadie cerca suyo, apartando a la gente de su lado, su mirada suele entornarse y volverse siniestra, pues al mas mínimo acto de desafío que sienta a su persona, ataca sin piedad. Rara vez se levanta en modo malo.

    ♦♦ Lo que le gusta:

    ♠ La música.
    ♠ La buena comida y cocinar.
    ♠ La sangre [esto más bien cuando la necesita]
    ♠ Cantar.
    ♠ Leer.
    ♠ Los lugares abiertos, en especial los bosques en donde pueda subirse a algún árbol.
    ♠ Los videojuegos.
    ♠ El dolor que pueda ocasionarle a sus enemigos.
    ♠ La sinceridad bruta.
    ♠ Pasar tiempo con sus amigos.
    ♠ Nana-chan [su gata].
    ♠ Su guitarra eléctrica.
    ♠ Los animales en general, pero Nana-chan mas.
    ♠ La noche, adora la noche.
    ♠ Las picas.
    ♠ La nieve y los días de lluvia.
    ♠ Estar bajo la lluvia.
    ♠ El cambiar el color de ojos y cabello a su voluntad.
    ♠ Las guadañas.

    ♫ Entre otras muchas cosas.

    †† Lo que no le gusta:

    ♣ Su abuelo paterno.
    ♣ Su naturaleza hibrida.
    ♣ Los fallos y el fracaso.
    ♣ El perfeccionismo con el que se ve obligado a hacer ciertas cosas.
    ♣ El sexo, o si lo detesta y no porque lo haya probado [es virgen]
    ♣ Ser recriminada su existencia.
    ♣ Que dañen a los que quiere.
    ♣ A quien se meta con Nana-chan.
    ♣ Los espacios cerrados, por ello cualquier tipo de transporte es usado en casos extremos.
    ♣ Las personas que creen que le conocen.
    ♣ Mentiras, aunque el también recurra a ellas.
    ♣ Las personas que se andan con rodeos.
    ♣ Odia con el alma combinar su poder con las criaturas que invoca.
    ♣ Aprovecharse de las personas débiles.
    ♣ La traición.

    ♫ Entre muchas otras cosas.

    ♦♦ Habilidades:

    ♠ Es bastante hábil a la hora de manejar armas, sobre todo las guadañas y maneja bien las dagas.

    ♠ Fuerza y resistencia por sobre la humana, por eso muchas personas terminan sorprendidas, pues tras la apariencia de su físico, su fuerza es absurdamente grande al igual que su resistencia.

    ♠ Es inmortal, por ende no puede morir y su cuerpo se regenera rápidamente.

    ♠ Tiene grandes poderes curativos dado a que es un ángel, al igual que posee hechizos de niveles elevadísimos de esta misma raza, mismos que usa sin decir una sola palabra. Lo mismo sucede con los poderes del inframundo, tres de las especies de las que proviene tienen un gran dote curativo, por lo que su proceso en sanar heridas propias sin ayuda de nadie es elevado. Tampoco es normal que enferme, de hecho es extremadamente raro verlo enfermarse.

    ♠ Invocador de criaturas: Puede invocar a criaturas del infierno como del mismísimo cielo, además de que puede combinar su propio poder con las de estas, sin embargo no lo hace y sus invocaciones son más como apoyo. Además puede hablar con los animales, no solo por ser un invocador si no por ser parte felino.

    ♠ Es excelente en el ámbito del parkour.

    ♠ Suele mezclarse perfectamente con la noche además de eso puede estar bajo el sol sin problema alguno ni límite de tiempo, pero no es algo que le guste.

    ♠ Grandes y muy buenos reflejos.

    ♠ Ve perfectamente bien en las zonas más oscuras.

    ♠ Puede abrir portales al cielo o al infierno mismo.

    ♠ Puede pasar como máximo tres meses y medio sin beber sangre.

    †† Debilidades:

    ♣ Como vampiro necesita beber sangre, lo malo de ser un hibrido, no tiene idea de cuándo debe beber sangre, contrario a otros vampiros, el único cambio significativo es que el color de sus ojos se vuelve rojo opaco, pero él no siente necesidad de sangre, la garganta no se le reseca ni pasa por nada de eso. Más sin embargo cuando su estado de sed sobrepasa el límite establecido, tiende a perder el control de sus acciones y atacar todo lo que se cruce en su camino. Por ese mismo motivo algunas de sus criaturas aparecen para mantenerle en control, mientras otros buscan una fuente de alimento, sin duda ese estado de locura es solo temporal, pues pasadas las 24 horas, se viene un estado aun peor y bastante doloroso, que le impide el siquiera hablar, pues todo movimiento o gesto que haga le genera fuertes punzadas de dolor en todo el cuerpo.

    ♣ Cuando sus rasgos felinos aparecen, tiene bastantes problemas, pues no controla sus instintos felinos [según él los controla un poco] todo le causa curiosidad y se asusta con bastante facilidad por los ruidos que considere en extremo fuertes, agregando también que el hecho de que entienda a los animales le genera una fuerte migraña, pues muchos hablan de cosas que no se entienden ni porque leyeses un diccionario completo.

    ♣ Sufre de pesadillas [no muy seguido pero las sufre] por lo que en algunas ocasiones dura una semana o semana y media sin llegar a dormir un poco, lo que le afecta significativamente, pues sus reflejos, fuerza y demás disminuyen en gran medida, volviéndolo alguien torpe. Para recuperarse necesita buenas y grandes cantidades de sueño, de no ser así el proceso a estabilizarse [por llamarlo de alguna manera] será lento.

    ♣ Al ser ángel, los poderes, zonas o armas divinas no le surten un efecto grande, mas sin embargo a diferencia de los que si sufren un gran efecto, él tiende a pasarla mal por largas temporadas. Digamos que es herido con una lanza divina o una espada divina, el daño es relativamente bajo, pero al paso de dos horas, la zona afectada comienza a dolerle terriblemente y su regeneración se a lenta. Tardando varios meses en que la herida este sanada, con ello el dolor y todo lo demás desaparece, pero mientras su cuerpo intenta sanar esa zona afectada, el dolor es tan agónico que preferiría amputarse dicha zona o de plano mandarse a dormir. Durante ese tiempo no hay absolutamente nada que pueda ayudarle a disminuir el dolor. Inclusive el ser un pequeño rasguño [que sana en cuestión de segundos] tarda en sanar en promedio de dos horas, junto con el dolor agonizante que provoca, pero también en caso de ser rasguño la zona queda entumida y no le permite una movilidad normal de esta.

    ♣ La regeneración en su cuerpo si bien podrá ser bastante alta, tiene que tenerse en cuenta la gravedad de la misma herida y el que lo produjo. Las armas con veneno o el veneno mismo que altere su cuerpo, es expulsado por este mismo y no de una forma agradable, pues su cuerpo para expulsarle se encarga de hacerlo vomitando grandes y desbordantes cantidades de sangre, lo que conlleva a su problema más grande, la necesidad de beber sangre. Sin embargo esto también se puede decir que su cuerpo tardara meses en caso de que sea algún hueso roto o una herida profunda. Durante el tiempo que tenga que regenerarse o el contrario deshacerse del veneno, su poder esta tan disminuido que es susceptible a ataques, pues todo su poder se concentra en sanar las heridas que considere peores.

    ♣ Al ser un invocador de animales, lo primordial para él es que sus animales estén bien, pues no todos se recuperan rápido, por ende si uno sale herido en la batalla suele preocuparse y olvidarse de lo que está haciendo. Si la herida es algo superficial y la criatura en cuestión aun sigue queriendo pelear, terminara en una disputa entre él y la criatura en cuestión, bajando su guardia por minutos, tiempo suficiente a ser atacado o que su presa huya. Al contrario si es una herida grande, de inmediato tocara retirada, desaparecerá de ahí con tal de ir a curar a su animal.

    ♣ Aunque es un ser inmortal, no significa que en realidad no puede entrar a un mundo alterno a la muerte, quiero decir, que no importa si es inmortal, un ataque directo a su corazón, aun que no es mortal, lo sume en un sueño profundo, lo que puede simular una muerte, pero el corazón o cualquier otro órgano dañado suele regenerarse, la cuestión es el tiempo que tarda en regenerarse, llegando a sobre pasar los 100 años para una regeneración completa, aunque mucho antes pueden seguir andando como si nada, tienen muchas limitaciones, el por ejemplo son tan débiles que cualquier cosa les daña, y su regeneración se altera tanto que en lugar de recuperarle diferentes heridas, solamente se ocupa de una regeneración completa del órgano dañado en cuestión. Hay una manera de mantenerlos durante largos periodos de tiempo “muertos” ya sea por decisión propia o simplemente por venganza o algo así, en esos casos el ataque debe ser directo a su corazón, dejando clavada una espada o cualquier cosa en dicha zona, lo que prohíbe la capacidad de regeneración, mas sin embargo al retirar el objeto en cuestión, la regeneración en su cuerpo vuelve a ser latente, con la única cosa de que en lugar de tardar 100 años, suele ser tardío en un proceso de 1000 años, a mitad de ese proceso pueden levantarse e intentar una vida normal, pero lo dicho anteriormente, son tan débiles que cualquier cosa les daña en gran medida y proporción, durante ese tiempo lo mejor es que se mantengan lo más alejado posible de los problemas o peligros.

    ♣ Su abuelo paterno, es una de sus más grandes debilidades. Generalmente dicho porque el poder que emana el cuerpo lo reconoce rápidamente y tiende a reaccionar de manera nerviosa y poco normal, sus ojos llegan a inundarse en terror, perdiendo la concentración en lo que sea que haga, su estado de alerta, atención y todo lo demás, se van directo donde su abuelo, por lo que sí está en pleno trabajo y siente la presencia del mismo, se distrae por completo y no presta atención a nada, lo mismo sucede aunque no esté haciendo absolutamente nada de interés, cada gesto, aliento, mirada y demás están sobre ese ser que llama abuelo.

    ♣ Nana-chan, si esta resultase herida o raptada por cualquiera es seguro que haría cualquier cosa por recuperarla, es su más preciada mascota, de quien solamente se separa en contadas ocasiones, por ella es seguro que no le importaría terminar “muerto”.

    ♣ No peleara contra alguien si se encuentran en un área rodeada de personas, o en donde haya personas, porque si estas salen heridas su concentración se irá a donde esas personas, no es dado al daño colateral al menos que sea necesario, pero prefiere evitarlo enormemente, pues nadie tiene la culpa de lo que debe ejercer, al menos que si tengan que ver en ello no le importara en lo absoluto llevarse más vidas entre las patas.

    ♣ Podrá sonar absurdo y hasta como una broma de mal gusto, pero el que le hablen de sexo. Bien será que comprenda perfectamente las cosas en doble sentido y demás, pero temas relevantes con el sexo y que apliquen a su persona suelen hacerlo irse de inmediato, sin dar ni siquiera explicaciones ni nada, simplemente se ira.

    ♣ Enfermar, ya que al ser una persona con grandes anticuerpos no lo vuelve inmune a enfermedades comunes como la gripa, dolor de estomago entre otras, pero de cierta manera sus anticuerpos son tan buenos que rara vez enferma, pero cuando enferma, de verdad enferma. Con esto quiero decir que para él enfermarse significa, pasar todo un tiempo tirado en cama, por el hecho de que le afecta bastante, volviéndose torpe en todos los sentidos y con todos sus sentidos. Una simple gripa lo puede tener tirado en cama por dos largas e insufribles semanas, donde su cuerpo no reacciona como debe ser. Pues la enfermedad suele atacar su cuerpo con gran violencia.

    ♦♦ Historia general del personaje:

    Empecemos desde el inicio, antes de que si quiera el naciera. Cierto es que los demonios o ángeles bien podían convivir en armonía entre ellos, en zonas claramente destinadas a eso, de tal manera que dentro de esos límites no tenían derecho a atacarse y aunque se llevaran en paz no significaba que no podían comenzar un conflicto verbal, el único que no estaba penado. La tierra era otra zona donde podían ir libremente ambos seres, sí, pero también era una zona declarada en guerra entre ellos, pues ahí mismo podían atacarse y pelear hasta el cansancio. Tan normal era que tanto el dios del infierno como el mismo dios de los cielos mandaran a sus criaturas a pelear entre ellos, sin importar que los años seguían pasando, ciertas familias empezaron a conseguir grandes respetos y avanzados poderes, linajes que causaban la envidia entre los demonios, al igual que en el cielo, aunque estos eran más bien admirados, es de ahí de donde proceden los padres de este singular chico. La familia Seto, era considerada de gran linaje y poder, pues entre sus generaciones la mayor cantidad de sus hijos eran híbridos, entre demonios y vampiros, creando así lo que se podía considerar un gran de magnitudes inigualables, temidos entre los demonios, odiados entre los mismos. El hijo menor de ellos, solo tuvo un descendiente, Azrael Seto, mitad demonio mitad vampiro, un hijo prodigio, bueno en la magia y gran fuerza. El tiempo continúo su curso natural, Azrael ya tenía varios hijos, todos reconocidos en su familia, pero ninguna de esas mujeres era su esposa, solo era simple y llano sexo, no había relación que les uniera y eso no era ningún problema, a pesar de todo era demonio y como tal no importaba mucho, ni siquiera le obligarían a casarse, pues esas mujeres no pelearon por tal derecho, se conformaron con el simple hecho de poder seguir teniendo sexo casual y que sus hijos fuesen reconocidos dentro de la numerable familia aunque era cosa de que casi todas las familias contaban con grandes cantidades de hijos, sobre todo porque solían casarse con más de una mujer, en ello de vez en cuando se incluían hombres, aunque estos no les dieran descendencia, simple placer carnal.

    Las cosas se volvieron complicadas y bastante criticas cuando la familia Seto se entero de aquello que deshonraba no solo a su familia, si no a la otra familia involucrada, que era nada más y nada menos que la mayor rival de la familia Seto, siendo igual de poderosos que ellos, con linajes que iban desde los híbridos a los más puros; La familia Eian, conocida por su amplia habilidad en invocaciones a criaturas [cosa que tenía en común con la familia Seto]. Sus diferencias eran enormes, empezando por el hecho de que los ángeles solo toman a una persona como pareja, dependiendo de la misma pareja podían tener tantos hijos como quisiesen. Quizás la única cosa en común entre ambas razas, era la simple y llana regla [aunque nunca dicha o escrita] de no mezclarse entre ellos, pues eso era impropio y volvía un linaje impuro según ambas razas. La tercera hija de la familia Eian, de la última pareja formada, Azalia Eian, la chica que marcaria la desgracias para su propia familia, quien junto a Azrael traerían al mundo al primer hibrido, nacido de híbridos, mismo pues, que sería odiado nada más saber de su existencia, pero el clan Eian mismo de su naturaleza angelical, no podían matar a la criatura.

    Azrael y Azalia se conocieron en la tierra, prodigaron un profundo odio entre ellos dos y aberración por lo que era cada uno, aunque en el fondo estaban unidos por ser híbridos. Sin embargo el destino tan caprichoso, como voluble puede ser lo que los llevo a una noche de borrachera, una noche donde olvidaron por completo que era el otro, o el porqué estaban ahí, se enredaron en el placer carnal que provocaba el otro, se entregaron al placer durante largas y extenuantes horas, hasta que el cansancio hizo acto de presencia en ambos cuerpos, no hubo un juramento de amor, no hubo palabras tiernas, no hubo nada que pudiese confirmar que ellos se amaban, pues no era el caso. Sin embargo con la llegada del día, con los rayos de sol colándose por la ventana de aquel cuarto en el que estaban, la primera en abrir sus ojos fue la misma Azalia, la cabeza le dolía a consecuencia de la resaca, sus ojos avellana se entornaron ligeramente al sentir el calor de otro cuerpo que abrazaba y le abrazaba de vuelta, sus hermosos y largos cabellos platinados ondulados se encontraban enmarañados y revueltos por todas partes. Se aparto del cuerpo que le abrazaba para incorporarse un poco, el cuerpo le dolía y estaba completamente desnuda, aunado el hecho de que tenía bastantes fluidos blanquecinos ya secos en su cuerpo, como si de un resorte se tratara giro bruscamente el rostro para ver al hombre con el que había pasado la noche, su hermoso rostro se lleno de terror, sus brillantes y platinados cabellos comenzaron a cambiar de color, rosado claro, con varios mechones mas en rojo, sus ojos tomaron el mismo color, su piel brillante y ligeramente tostada se volvió blanca del miedo, se avergonzó enormemente de sí misma, pues ahí a su lado, estaba el ser con el que jamás se hubiese acostado por voluntad propia, no, jamás si quiera hubiese entregado su virginidad a esa criatura despreciable, mas sin embargo lo había hecho. ¡Se había acostado con Azrael! las cristalinas y limpias lagrimas brotaron de sus ojos, estaba condenada, como el propio Azrael, ella sabía que en caso de que dos seres como ellos se acostaran, eran obligados a contraer matrimonio y serse fieles aunque no se quisieran, los condenaban a una vida donde no podían estar el uno sin el otro, de lo contrario las consecuencias serian graves. Los sollozos de la mujer, comenzaron a sacar de su letargo al hombre, de cabellos negros y largos, llegando a sus hombros, bastante lacios, llamativos por la negrura que poseían y por la manera que resaltaban por su pálido color de piel, sus orbes se mostraron lentamente, dejando ver el brillante color miel que poseía, se sujeto primero la cabeza entre sus manos, le dolía horrores, sentía la cama dar pequeños brincos debido al hipido que atacaba en esos momentos a la sollozante mujer, que fue catalogada de inmediato por Azrael como molesta, solo había sido sexo, eso no podía ser tan malo ¿o sí? Pero si lo era y Azrael se percato de ello cuando sus ojos miel observaron la fina figura de la mujer, aquellos cabellos de un color diferente no le hicieron confundir a la mujer que sollozaba en la cama, no, la conocía perfectamente bien, dio un brinco en su lugar en la cama quedando sentado cual resorte, sus ojos abiertos de par en par veían asombrados. Tenía que ser una broma de mal gusto y una muy mala, pero no lo era, él tenía el aroma impregnado de aquella mujer y la mujer tenía su propio aroma. Intentaron conversar con calma pero simplemente no podían, ninguno de los dos quería perder su libertad para amarrarse al ser que odiaban más que nada, por lo que tontamente decidieron fingir que no había pasado nada, tomaron un baño, se cambiaron y finalmente cada uno tomo su propio camino. Pero como bien he dicho ya, el destino es tan caprichoso y voluble que su mentira no tardo nada en ser descubiertas, sus excusas eran poco creíbles. Los padres de estos no confiaban en sus hijos, sobre todo porque cada uno apestaba al otro, cada uno llevaba impregnado el aroma del clan enemigo. Fue de esa manera que sus padres terminaron casados, Azalia fue obligada a llevar el apellido Seto, ambos relevados de sus propios títulos por una larga temporada de años.

    Quizás con la convivencia podrían llegar a amarse, pero en el momento de que Azalia quedara embarazada todavía se odiaban y no se soportaba, mas ello no significaba que no pudiesen tener sus noches de sexo, era lo único que les tenía unidos. Ninguno de los padres de ellos se tomaron para bien la noticia del embarazo de Azalia, sin embargo no podía siquiera en pensar en matar al ser que se formaba en su vientre. Fue con el venir de los meses que prepararon todo para la llegada del niño, su nombre, ropa, todo ya había sido decidido, así llego Yuma Seto a formar parte de esa familia.

    Las cosas no eran tan simples, si bien ninguno de los dos padres amaba o querían a su hijo, le cuidaban y daban un cariño vago y mentiroso, no era deseado por ninguno de los clanes. Yuma a sus diez años de edad fue llevado con su abuelo, no, lo correcto sería decir que se lo llevo contra su voluntad, sus padres ni siquiera hicieron algo por detener al hombre, Yuma siempre le había tenido pánico a su abuelo paterno, pero la manera en la que vivió durante siglos, le hizo saber que su primer pánico hacia su abuelo, solo sería el comienzo de un gran terror. Aquel hombre, de cabellos cortos negros, mirada severa dándole todavía un toque aun peor por su color de ojos rojos, duro, estricto y amante de la perfección, obligo a Yuma a entrenar, no le importaba si el niño terminaba cansado o no, lo obligaba a hacer los hechizos a niveles avanzados, siendo que ni siquiera podía con el primer nivel todo aquello le era en extremo difícil, pero lo peor para Yuma no era solo eso, no, lo peor para Yuma era el hecho de que si fallaba era azotado hasta que su abuelo se cansaba de golpearlo con aquel largo látigo que contenía pequeñas espinas, su poder de regeneración apenas iba iniciando, por lo que las heridas tardaban meses en sanar, aunque eso no importaba mucho, pues aunque las heridas no estuviesen sanadas, el recibía mas y mas, día con día. El simple hecho de murmurar un solo de los hechizos era motivo suficiente para ser duramente golpeado, fracasar en algo encomendando por aquel cruel hombre era otro de los motivos y conforme iban creciendo eran aun peores llegando al punto que en ocasiones terminaba vomitando sangre. Al cumplir sus dieciocho años, era bueno con los hechizos, pero no tan bueno según su abuelo, quien siempre le exigía más. Yuma de forma torpe pensó que solamente a eso sería sometido, a duros entrenamientos, pero estaba muy lejos de la realidad, apenas dos meses después de cumplir sus 18 años, se empezaron a agregar otras cosas a la rutina de entrenamiento, según su abuelo ya había alcanzado la edad en la que su padre se había vuelto alguien adicto al sexo y al alcohol, pero que él le quitaría esos hábitos o lo volvería inmune a ello antes de que siquiera lo probara, Yuma no entendía bien a qué se refería su abuelo pero de cierta forma le aterraba lo que fuese a hacer. No tardo más que una semana en descubrir sus planes, lo primordial fue volverlo inmune al alcohol, lo hacía beber durante todo el día, hasta que vomitaba y se emborrachaba, aun con la resaca del día anterior lo volvía a obligar a beber, desde los licores más suaves, hasta los más fuertes e inclusive licores de otros mundos, de otras zonas. Eso después de tres años en los que terminaba terriblemente mal por el alcohol le permitió beber de este como si fuese agua. Pero vino lo peor, su abuelo para que nunca pensara en tener sexo o acostarse con alguien, le encadenaba en un pequeño cuarto oscuro, completamente desnudo, las cadenas que le sostenían eran creadas para que no pudiese romperlas con su fuerza, sus piernas eran completamente separadas de esa forma sus muslos ni siquiera rosarían con su entrepierna. Finalmente utilizaba afrodisíacos para estimular al chico, cuando este estaba completamente estimulado salía de la habitación y le dejaba ahí, sin poder hacer nada para liberarse de lo doloroso que era la erección que su abuelo le forzaba a tener. De esa manera podía durar durante semanas, inclusive meses, sin siquiera probar bocado alguno, ni haber bebido nada, solamente era sacado de ese cuarto, cuando su entrepierna bajaba por sí sola, pero todo aquello se volvía a repetir apenas recobraba su peso, cada vez con afrodisíacos mucho, mucho más fuertes. Su cuerpo se volvió inmune después de muchos años de recibir afrodisíacos, ya no le hacían en lo absoluto y aunque su abuelo conforme pasaban los años le había no solo puesto afrodisíaco, ya fuese directo en su cuerpo, obligándolo a beber o incluso inyectándolo en zonas poco agradables, sino que también se encargaba de someterlo a castigos físicos, con ello en la mente de Yuma se clavo muy bien clavada, la idea de que tener sexo acarrearía con esas consecuencias, y aunque bien nunca había tenido sexo, había quedado traumado de por vida, por la simple sensación de que si lo hacía, terminaría en ese cuarto, encadenado y con bastantes problemas. Su abuelo quedo satisfecho por eso y por el hecho que después de 1000 años con ellos, ya era uno de los mejores miembros de su familia, estaba incluso por encima suyo, su manejo en armas se había vuelto exquisito y la eficacia con la que realizaba todo lo que le dijera le enorgullecían, tenía a Yuma bajo su completo dominio, pero Yuma deseaba volver donde sus padres, solo alejarse de ese viejo, pero no podía a menos que lo mandase a dormir, pero le era difícil y las pocas veces que lo conseguía su abuela retiraba el arma en segundos y todavía ayudaba a la regeneración de su abuelo, por lo que no podía irse. Finalmente Yuma en secreto creo unas pequeñas dagas transparentes, durante un entrenamiento incrusto una en el cuerpo de su abuelo que había caído sin remedio al suelo, cuando su abuela intento acercarse para ayudarle o curarlo, se dio cuenta que no sabía lo que pasaba, cuando su abuela después de 5 años más, dio por terminado que Yuma había vencido a su propio abuelo, fue que Yuma le explico lo que había hecho, la mujer miro sorprendida a su nieto, fue entonces que se sintió mal por no haberlo ayudado, el chico solamente quería libertad.

    Al regresar a casa no esperaba que de nuevo fuese apartado de sus padres para otro duro entrenamiento, esta vez en el cielo, pues sus abuelos maternos no permitirían que su nieto solamente supiera sobre las cosas de los demonios, también era un ángel por ende tendría que dominar sus hechizos. Los entrenamientos con ellos fueron un poco más sencillos, pero no por ello difíciles y crueles, pero él se reusaba al contacto físico, lo volvieron también uno de los mejores ángeles guerreros que pudieran existir, dignos de la familia Eian, solo hasta ese momento fue que le permitieron volver donde sus padres, quienes con el paso de los años se habían enamorado el uno del otro, y también con el paso de los mismos, se sintieron arrepentidos por no ayudar a su niño, Yuma sin siquiera saberlo, estaba cargando con los castigos que en primer instancia debían ser a, Azrael y Azalia, Yuma no era bien visto por sus otros medio hermanos por su hibrides, lo que le ocasiono un repudio a su propia persona, de los 114 medio hermanos que tenía pocos se atrevieron a entablar una conversación con él, e incluso pocos sintieron lastima al verlo, tan apagado. Siguió rehuyendo el contacto físico con las personas, durante un largo tiempo, hasta que encontró a Nana-chan, la gatita que le ayudo a superar poco a poco el temor a ser tocado, Nana-chan vagaba sola por el infierno, era pequeña y débil, pero Yuma se enamoro de la felina llevándola consigo, dándole un nombre y cuidándola como el más grande de los tesoros, fue la misma Nana-chan que escucho todo lo que había sufrido su amo por lo que ella misma procuro hacerlo feliz, de esa forma Nana-chan le ayudo con su temor a ser tocado, permitiendo contacto con sus padres, dejándoles que estos enmendaran su error de alguna manera. Solo los años permitieron que Yuma se siéntese feliz, sobre todo porque tenía dos hermanos, uno de 6 años y el otro apenas un bebe de 3 años, aunque el hecho de ver a su abuelo paterno siempre le causaba temor y le infundaba un enorme respeto a ese hombre, por lo mismo del miedo, por lo menos Yuma podía estar seguro que sus hermanos no sufrirían lo que él, pues de cierta manera su abuelo se había dado cuenta que había hecho pagar a alguien que nunca había dicho querer existir, pero no podía enmendar su error con Yuma, no porque no quisiera, pero de cierta manera adoraba ver al chico asustado o alerta, ignorando a los demás por su tan sola presencia y también porque el chico cumplía con los trabajos que le mandaban, sin rechistar, ni preguntar, además de llegar con estos cumplidos con éxito.

    Con el paso de los años, el mundo humano comenzó a cambiar, al igual que los demonios y ángeles, ya no era tan raro que se vieran parejas entre estos, ni siquiera se les obligaba a casarse a menos que la mujer esperase un hijo, mismo hijo ya no era visto mal, pero los que habían nacido mucho antes de eso, seguían siendo tratados de la misma manera, siendo mal vistos por casi todos. Yuma había ido al mundo de los humanos, pasaba casi todo el tiempo ahí, pronto descubrió que amaba amar, le encantaba la música y era una manera de desahogo para alguien como él. Solo iba a la tierra cuando de trabajo se trataba, siendo uno de los tantos que fungían como mediador entre ambas razas, su deber era trabajar tanto para un líder demonio como para un líder ángel, matar o enviar a las personas que le pedían, a veces se tomaban casos de otros seres, obligado a cumplirlos también como parte de su trabajo. Le fue permitido vivir en el mundo terrenal, después de tantos años que habían pasado, las criaturas sobre naturales pisaban ese lugar como si nada, conviviendo con humanos y otras especies, Yuma incursiono al mundo de la música bajo el nombre de Mi-chan, le fue bastante bien por lo que se decidió a ejercer esa carrera, mas nadie sabía de su carrera como asesino cuando no estaba en ensayos o cantando. Por ambos trabajos solía viajar mucho y no le molestaba en lo absoluto, pero fue cuando le ordenaron, los dos líderes a los que seguía ordenes, que debía dirigirse a Diamon City, ahí había criaturas a las que debía dar caza sin importarle el costo, sin embargo para él creció el problema de que sería difícil vivir en una ciudad, que jamás había visitado, pues se limitaba a las zonas en las que trabajaba habitualmente. Fue entonces que comenzó a investigar, buscando la manera de poder pasar inadvertido en esa zona, tanto para los demás como para sus enemigos, con ayuda de Nana-chan consiguió dar con un instituto [la sola idea de ir a una escuela no le gustaba mucho] investigaron mas de Hayate School, todo lo que les fue posible de investigar, ya tenía varios días viviendo en la ciudad, pero no estaba muy seguro de si realmente entrar en ese instituto plagado de sobre naturales le ayudaría a mezclarse, pero fue la misma Nana-chan la que le convenció, porque ¿Qué más daba otro hibrido en dicha escuela? Pasaría como si nada entre los alumnos, exceptuando quizás el hecho de que era fácilmente reconocido por su carrera de cantante, eso era otro punto que a Yuma le preocupaba, pero consiguió con la disquera la aprobación para entrar a la escuela, claro que omitió las verdaderas razones de porque quería estar ahí. Por lo tanto con algunos meses ya ahí, decidió aplicar para entrar a Hayate, para tomar el examen de admisión, tuvo que estudiar bastante, pues seguro lo que el conocía era diferente a lo que plantearía la prueba, tampoco tenía problemas para pagarse la misma escuela. Espero un tiempo más para saber si había logrado acceder a la escuela y en cuanto tuvo en sus manos la aceptación a la misma sintió un peso más fuera de su cuerpo. Ciertamente Hayate seria la perfecta cubierta para la verdadera razón en la que estaba ahí, después de todo, aparentaba 18 años.

    †† Datos extras:

    ♠ No suele presentarse con su nombre, si no que desde que estuvo en la tierra siguió dando Mi-chan como su nombre,
    hasta que tomaba cariño y confianza a las personas revela su nombre verdadero.

    ♣ No se puede separar de Nana-chan, y esta siempre le acompaña a las zonas donde puede ir con él. Además de haber hecho una canción para Nana-chan, posee varios mp3 con muchos diferentes audífonos.

    ♠ Su verdadero trabajo, es ser algo así como un cazador, suele ejercerlo por las noches, durante el día se limita a investigar.

    ♣ Por el hecho de no haber pasado una infancia como cualquier niño, es que actúa de manera infantil tanto en su lado felino, como cuando está solo.

    ♠ No suele usar sus alas, de hecho le gusta más caminar o montar sobre un tigre grande y de pelaje negro para ir donde quiera.

    ♣ Puede beber alcohol como si fuese agua, además es inmune al afrodisiaco [aunque esto al igual que lo del sexo puede cambiar, menos no del alcohol]

    ♠ La única posible vez que se enamoro de alguien, huyo como un cobarde, lo que le llevo un castigo severo. Perdono a sus padres y les quiere, pero ama a sus hermanos.

    ♣ Aunque está estudiando, durante sus ratos libres se va a la disquera o a grabar, preferiblemente fines de semana da conciertos si los tiene programados. Ser cantante no es algo que vaya a dejar pese a lo agotador que eso sea, por ser un estudiante y su verdadero trabajo.

    ♠ No le gusta cuando le salen, sus orejas y cola, porque siempre termina sus frases con un nya, meow, maullido, es mimoso y ¡ronronea!

    ♣ Su familia es demasiado grande, tanto que tardaría meses en contarla, tíos, medio hermanos, sus tatatatattatatatatatatara abuelos entre muchos otros.

    ♠ Sin importar los años que tiene, nunca, nunca se a interesado en el sexo, culpa de su abuelo.

    ♣ Diseña sus propios accesorios, por lo que es bueno dibujando, le fascina crear sus propios accesorios pues así son únicos.

    ♦♦ Anime/Manga/Juego/Novela de donde procede el personaje: Nico Nico Singer (Utaite)

    †† Nombre real del personaje: Mi-chan o Yuma Seto

    ♦♦ Frases claves:

    Ψ Todos los hombres se muestran afectados en cierto grado ante la presencia del mundo, algunos incluso para su propio deleite. Ese amor por la belleza se denomina Gusto. Otros abrigan ese mismo amor en tal grado que, no satisfechos con recrearse en él, persiguen encarnarlo en nuevas formas. A esa creación de la belleza se le llama Arte.
    Ψ Enamorarse es evadir con picardía la realidad, te crees dueño del mundo y justo cuando tienes a la persona amada a tu lado, eres tan feliz que se te olvida que no eres dueño de nada.
    Ψ Valor es lo que se necesita para levantarse y hablar; pero también es lo que se requiere para sentarse y escuchar.

    Spoiler:
    Lamento que la historia sea tan larga, no espere me saliera así. También por lo de datos extra, pero necesitaba esa sección, de antemano me disculpo por ello
    avatar
    Shima Hamada
    Admin
    Admin

    Ocupación : Estudiante
    Mensajes : 464

    Re: Yuma Seto

    Mensaje por Shima Hamada el Dom Feb 10, 2013 1:35 am


    Bienvenido al foro~
    Todo está bien, aunque por cosa rara, tus debilidades esten más desarrolladas que las habilidades, hasta el punto de incluir una de más con respecto a la otra... Aceptaré la ficha, pero si luego gustas eliminar una de estas, no hay inconveniente.
    Firma el registro de personajes ocupados y en seguida te doy tu color.


    _______________________ ♥ Hayate School ♥ _____________________


    ♪♫I'm Sexy and i know it♫♪

      Fecha y hora actual: Lun Sep 25, 2017 1:58 pm